Algunas novedades

Las dos sesiones de firmas resultaron ser una experiencia interesante. Muchos amigos vinieron a verme y eso es siempre gratificante.

En los últimos meses he escrito poco. He tenido mucho trabajo pero del que paga las facturas, no del literario.

Hay interés en la traducción de No se puede atrapar el viento al inglés, italiano y portugués. Si se concreta me convertiré en un autor “internacional” (lo que lamentablemente no lleva aparejado que el libro se convierta en un best seller).

Mi editor de Punto Rojo me ha ofrecido participar como ponente en el I Congreso de la Autoedición que tendrá lugar en Sevilla los días 24 y 25 de septiembre. He aceptado. No me siento cómodo hablando en público, pero una nueva experiencia pesa más que la timidez (nunca se sabe dónde se puede encontrar buen material para escribir).

Y poco más que contar. Si el tiempo y los niños lo permiten, intentaré terminar algunos proyectos literarios en los que trabajé durante los primeros meses del año.

Hasta pronto,
J.P. Andersen